Filosofía

  • Principios pedagógicos

El niño que viene a nuestra Guardería sale por primera vez del seno familiar y amplía su universo de experiencias. Este proceso debe realizarse de una forma progresiva, positiva y alegre, lo cual requiere una colaboración constante entre la Familia y la Guardería.

El eje central de nuestro trabajo son los niños, a ellos les ofrecemos un lugar protector fuera del marco familiar, en el que pueden desarrollar sus experiencias de grupo. De este modo, se amplían sus habilidades sociales, aprenden a ser independientes, a superar miedos y a desarrollar sus capacidades individuales dentro de un grupo, fomentando de este modo el desarrollo de la confianza en sí mismos.

En la GIE consideramos que los padres, en colaboración con las educadoras, son co-responsables en la educación de sus hijos. Por este motivo, la GIE hace lo posible para conseguir la comunicación continua con las familias. Las educadoras organizan citas con cada familia en las que se informa a los padres o tutores legales sobre los avances, las dificultades, la conducta de los niños, etc. Al mismo tiempo, tiene lugar anualmente una reunión de padres para informar a las familias sobre el programa de la Guardería, sus metas pedagógicas y sobre el tema esencial del bilingüismo.

Para nosotros es importante que los niños crezcan felices, y esa es la meta a la que orientamos todo nuestro esfuerzo educativo.

  • Filosofia-dBilingüismo

Uno de los rasgos característicos y particulares de la GIE, que la hace única en Basilea, es el bilingüismo español/suizo-alemán que se vive en el centro como algo natural y positivo.

Actualmente es el único centro educativo bilingüe (español/alemán) en la región en el que se admite principalmente a niños de habla española de todas las nacionalidades. No siendo, sin embargo, el requisito de la lengua española una condición excluyente.

En la GIE se ofrece  un cuidado pedagógico bilingüe en español y en suizo-alemán que fomenta el desarrollo lingüístico de los niños, y facilita la integración de los mismos en el sistema educativo oficial suizo.

Los niños de nuestra guardería son conscientes desde muy temprana edad, de la diversidad cultural que les rodea y de la necesidad de adaptarse al entorno en el que van a crecer, sin perder las tradiciones y la cultura que les vienen de familia.

En la GIE trabajamos según el principio de “una persona – un idioma”, es decir, que cada educador/a habla en su lengua materna. Los niños aprenden ambos idiomas jugando y con alegría y si es necesario se refuerza uno u otro de una manera natural y armónica.